Sobre la muerte de un universitario

Tiempo de Lectura: 2 min.

IMPORTANTE: NO BOTAR!

image

Por favor le ruego por lo más sagrado que le lleve este papel a mi madre. Que no pese sobre su conciencia el dejar a una mamá esperando por noticias sobre su hijo.

Su nombre es Raquel Martinez de Blanco. La puede encontrar en el mercadillo de San Joaquín de los Vientos, ella trabaja en el puesto de frutas a la izquierda de la entrada principal. También la puede encontrar en la segunda cuadra de la Avenida Independencia en el barrio Rosedal, en la casa verde sin número, al lado del poste de luz.

Madre:

Le escribo si mucha esperanza de que nos volvamos a ver. No le dije esta mañana, pero mi paseo en bus no era un paseo. Los compañeros y yo estábamos yendo a una marcha estudiantil. Discúlpeme por mentirle.

A mediodía nos pararon en un retén de la policía. Nos hicieron bajar a todos y nos requizaron, nos pidieron nuestras identificaciones. Luego hombres vestidos de civil entraron a los buses y sacaron todas nuestras mochilas, las pusieron en la parte de atras de un camión. Nos hicieron quitar los zapatos y las camisas, nos hicieron poner nuestras billeteras en una bolsa plástica y decomisaron los celulares de mis compañeros.

Llevamos horas en el bus. Hace frío y cada vez tengo menos esperanzas de que regrecemos al pueblo. Discúlpeme por hacerla sufrir madre. Yo siempre me esforcé por ser un buen estudiante. Por estudiar y ser un profesional para poder sacarla de la pobreza. Pero si no hubiese venido a la protesta con los compañeros ellos estarían acá en el bus camino al olvido, y yo como un cobarde acostado en mi cama. Ahora tengo miedo. Tengo mucho miedo y mucho frío. Si mañana no aparezco madre, quiero que sepa que yo la quiero mucho. Sepa que si muero fue por algo en lo que creo profundamente.

No me olvide madre, y por favor reze por mí.

Manuel.

Ivan Fernando Gonzalez
I am a scientist and communicator who is interested in science communication, diversity and inclusion, and outreach. I’m also a fan of STEM en Español.

Y ahora es su turno. Participe y deje su comentario por favor!

A %d blogueros les gusta esto: