snow covered mountains

Soneto de verano

Trabajan mucho las bocas traviesas
 en los dias de soleado verano.
 Mastican en el placer cotidiano
 de devorar las fragantes frambuesas.

 Desaparecen también ricas fresas.
 Los niños culpan al pobre gusano.
 Yo feliz que devoren fruto sano
 y guarden espacio para hamburguesas.

 Regala pasto y flores el jardín
 esta mañana fresca y soleada
 donde el tiempo transcurre sin trajín.

 Bella y larga está mi amada tumbada
 en el pasto leyendo un magacín,
 libre al fin de la vida apeñuscada.
close up photography of concrete tombstones

Soneto truncado

Súbitos momentos disolutivos,
 sin tener extremaunción en la cama.
 Tembloroso el electrocardiograma
 garabatea muertes sin motivos.

 Solo la suerte nos mantiene vivos,
 intento vano salvar a quien se ama,
 acaso la muerte arbitraria llama
 si creemos los peligros cautivos.

 Solo basta un error, o que nada hagas,
 porque ser es una ruleta rusa,
 aunque reglas y leyes satisfagas.

 Aún firme, con cautela profusa,
 si embarcas en el titanic naufragas,
 porque así es la longevidad, confusa.
clouds

Soneto al amanecer

 Ayer era de noche, era muy frío,
 y no cabía el sol en mi memoria.
 Solo cabía recriminatoria
 culpa aguda, dolor y escalofrío.

 Pero además me sentía vacío
 de la felicidad obligatoria.
 Repleta mi memoria vejatoria, 
 llena de arrepentimiento tardío.

 A mi lado, una sombra degollada
 nos cubría con mil mantas de pluma,
 asfixiando mi noche inacabada.

 Salió entonces el sol quemando bruma,
 con la claridad de la madrugada,
 logrando que mi alma se desentuma.

Gatas durmiendo

Soneto de las gatas

 Mis gatas son lindas y ronroneras,
 son muy unidas, hasta juntas se extrañan.
 A veces saltan, se muerden, se arañan,
 pero de juego, no son camorreras.

 Mis gatas tiernas y carantoñeras,
 son gatas que lamen y no se bañan.
 Fielmente todo el día te acompañan
 en un conjuro para que las quieras.

 El amor de las gatas se transforma,
 trascendiendo las rencillas mezquinas,
 y convirtiéndose en su guía y norma.

 Duerme junto el par de hermanas felinas,
 enroscadas en una sola forma,
 como en sus épocas intrauterinas.

foamy sea washing sandy beach

Tarde de amor en la playa

Brillante arena, espejismos de risa.
Mar salada, playa con olor a algas.
La piel gotea en tus redondas nalgas.
La sombrilla vibra con fresca brisa.
 
Sentimientos que hoy transcurren sin prisa,
mientras admiro tus tetas hidalgas.
Imagino que desnuda cabalgas,
entre sábanas que empapan deprisa.

La arena tibia abraza mi estupor
y sonrío antes de cerrar mis ojos,
pues me acurruca tu halo abrigador.

Me despiertan cosquillas, pelirrojos
cabellos, breve beso alentador.
Bello es el mar, reflejado en tus ojos

Amor de Dragón

Que viva siempre el amor de dragón 
feliz flotando en una nube de humo.
Viva quien bebe del rico totumo,
viva quien vive con buche tragón.

El dragón no es malo ni santurrón,
disfruta sabores en grado sumo.
También duerme siesta bajo el Yarumo,
para de noche poder ser dragón.

Debora en la noche sus apetitos,
dejando que el día crezca las flores.
Amor que no deja frutos marchitos.

Dice la vida trae mil labores, 
disfruta la vida de a momentitos. 
Así va dragón, sin tantos dolores.

Las Claves Para Entenderlo Todo

Mis luces alcanzan a mostrar unas formas borrosas en el oscuro abismo. Apago la alarma de mi escafandra para evitar distracciones. Ya sé los riesgos. Sumergidas están las claves para entenderlo todo, pero si te descuidas también puede estar tu sepultura, bajo toneladas de escombros. Las estructuras inundadas se conservan a la vez magníficas y mortíferas.

Este planeta tenía una civilización de orgánicos. Mis colegas aseguran que está extinta. Ejemplo clásico, dicen. Cambio climático, refugiados, inestabilidad política, guerra nuclear. Yo estoy seguro que están equivocados. Nado lentamente hacia algo que parece una escotilla. Pongo mi tentáculo sobre el vidrio, y espero.

Súbitamente una mano de cinco dedos se pone contra el vidrio. Como saludando.

La alegría me dura solo unos segundos. Con el ruido ensordecedor, cada vez más fuerte, me doy cuenta que las claves para entenderlo todo seguirán, todavía, sepultadas.

Calaverita literaria a la Superintendente de escuelas públicas de Seattle.

Enviado al Concurso de Calaveras literarias de WAGRO, 2019. No ganó premio o reconocimiento. Dos años más tarde la superintendente se fue sin pena ni gloria, con el contrato no renovado.

A la Juneau en Seattle
 le encanta la pelea,
 armada de ideología
 hasta a los niños matonea.

 Pone padres contra padres,
 dividiendo más el distrito,
 gusta saltarse las reglas,
 dice no al diálogo y sí al grito.

 Pobre superintendente
 creyó que iba a ligas mayores,
 pero la agarró un infarto,
 terminó donde los pecadores.

 Don diablo le dijo cariño
 acá tendrás larga estancia,
 un año por cada niño 
 que condenaste a la ignorancia.

 Está el camino al infierno
 empedrado con tus intenciones,
 te trajeron acá tus palabras
 pero también malas acciones.

 A los maestros regalaste
 promesas hechas de viento,
 mataste mentes brillantes,
 solo para obtener un aumento.